Jun 2 / Ana Caty Hernández

No es el género, es la capacidad y cómo te preparas.

Por Ana Caty Hernández

- 3 tips para hacerte fuerte en la lucha por la equidad
- Los hombres no son el enemigo. No te equivoques

Qué difícil es externar una opinión en temas de equidad de género en pleno 2021 sin generar un incendio en redes sociales.

Qué difícil es hablar del tema y no cruzar esa delgada línea que termine defraudando a un gremio, a un colectivo, o incluso, a tus propias convicciones. Sin embargo, por dificil que sea, el quedarse callado tampoco ayuda porque te hace parte del problema y no de la solución. Por eso decidí escribir este blog y alzar mi voz.

Y no lo escribo desde la perspectiva educativa en equidad de género, porque no me siento especialista en el tema. Soy mujer, es cierto, pero sigo aprendiendo día con día sobre esto. Creo que en medio de una lucha muy radical entre “pros” y “antis”, yo puedo aportar un poco hablando desde mi experiencia personal, como una mujer que día con día lucha por abrirse camino en el ‘mundo de los hombres’.

Así que desde mi trinchera le escribo a todas las chicas -que como yo hace unos años-, hoy anhelan con ser periodistas deportivas. A ti te digo que se puede. Sí se puede. Te va a costar más quizá, pero se puede.

Ve la clase de Ana Caty Hernández: https://www.youtube.com/watch?v=Ged3jYUgP08

Te dejo 3 tips muy generales para esta batalla, el resto de consejos te los comparto en mi clase dentro del curso EL ARTE DE INFORMAR en Vox Academy:
  1. No te victimices bajo la bandera de lo difícil que es ser mujer. Dale la vuelta psicológicamente, y haz que esto juegue a tu favor; con determinación e inteligencia. Sin pretextos.
No te calles, pero tampoco te quedes buscando culpables o señalando injusticias. Prepárete para entrar a escenarios inhóspitos, donde no haya credibilidad, donde tengan que pasar 10 programas en lugar de dos para que tu opinión valga, pero valdrá la pena.

2. No dejes de creer. Estoy convencida de que existen personas que genuinamente nos van a brindar oportunidades de acuerdo a nuestra capacidad y talento. Esta carrera es de resistencia, no de velocidad.

3. Prepárate. Y cuando termines, sigue preparándote. Y después de eso, prepárate aún más. No conozco otra fórmula para tumbar puertas en este medio, y en la vida en general. Haz que tu capacidad siempre resalte por sobre todas las cosas; que tu seguridad se anteponga a esos escenarios en donde tu credibilidad será cuestionada, en algún momento, por un tema de género.

Y por útlimo, te hago una invitación a que nos hagamos fuertes como colectivo. Somos mujeres y nos tenemos que ayudar porque es una realidad que estamos en desventaja. Y ayudarnos no significa satanizar a los hombres porque al menos en mi experiencia, ellos no son el enemigo. El enemigo es la ignorancia colectiva que nos hizo vivir un par de siglos bajo la sombra de la mentalidad machista y patriarcal; todos somos víctimas hasta cierto punto. Sin embargo, ya despertamos, y estoy segura que nuestras hijas e hijos vivirán en una sociedad más equitativa.