Mar 3 / Ángel Estrada

En el momento y lugar exactos

Por Ángel Estrada | Alumno Vox Academy

En menos de 7 meses, he vivido lo que no me había pasado en 27 años y medio. Cubrir una edición de Juegos Olímpicos de Verano, una de Juegos Paralímpicos y ahora una de Juegos Olímpicos de Invierno. Sí, gracias a mi trabajo, mi responsabilidad, mi compromiso, entre otras cosas, la gente de Marca Claro/Claro Sports me eligió para trabajar en todos estos eventos como Asistente de producción.

Pero ¿Cómo llegué a cumplir esas metas en mi carrera?

Bueno, retrocedamos al mes de abril del 2021… cuando mi atención estaba enfocada en un proyecto que se estaba gestando para televisión y en unos episodios sobre los Juegos Olímpicos para mi podcast.

En esa búsqueda de material y publicaciones, una tarde me apareció un anuncio de un curso y una plataforma de los que jamás había escuchado. ¿El Curso de los Juegos? ¿Vox Academy?

Evidentemente la curiosidad me llevó a dar click para leer más sobre de que trataba todo eso y aunque existía desconocimiento hacia la “escuela” debo admitir que los maestros, los temas, el costo del curso y sobre todo lo que ofrecía, cambió esa primera impresión.

Así entonces, me embarqué en un periodo de aprendizaje, ya que desconocía completamente como se producía un evento del tamaño de los Juegos Olímpicos, pero también de reforzamiento porque desde Beijing 2008 mi acercamiento con esta fiesta deportiva fue en aumento.

Al grado de que 5 años atrás (en Río 2016), había podido narrarlos y analizarlos a través de una radio universitaria. Sin embargo, ahora la meta era otra, esta vez quería formar parte del medio que tiene los derechos de trasmisión completos de dichos Juegos y trabajar con ellos durante esas 3 semanas.

De esta forma, el tiempo pasó, las tareas y las clases fueron completadas y la “competencia” por 30 lugares en Claro Sports comenzó. Más de 500 personas buscaban lo mismo que yo, la incertidumbre por las calificaciones y por pasar el primer filtro me invadió, hasta que el 28 de junio la confirmación llegó: ¡Felicidades, has sido preseleccionado”, decía aquel correo.

Correo con el que comenzó una cadena de grandes noticias y grandes responsabilidades en tan poco tiempo: Trabajar casi 12 horas (la mayoría durante la madrugada) hacer videollamadas con narradores y analistas, cuidar grabaciones, ayudar en ediciones de videos, confirmar que estos se entregaran para TV y RRSS, aprender cómo se hace un noticiero, entre otras más.

Y por si fuera poco, todo esto en medio de una pandemia, que para quienes lean esto dentro de algunos años, solo les digo: tuvimos que trabajar usando cubrebocas, manteniendo lo más posible una distancia de metro y medio entre cada persona y sanitizando nuestras manos de forma continua.

En resumen y por increíble que parezca, ahora pasó ya tres veces, gracias a mis habilidades, valores y aptitudes, los jefes y productores de Claro Sports confiaron en mí para ser asistente de producción en todas ellas.

Pero, no me quiero despedir sin antes decir lo siguiente: dicen por ahí que los sueños se cumplen, pero evidentemente no de forma inmediata y sólo los que me conocen saben lo que me he esforzado por conseguir este tipo de oportunidades, mismas que han llegado cuando he estado por renunciar a esta carrera.

¿lncreíble? Totalmente… ¿lnimaginable? También… ¿Lo repetiría? Sin lugar a dudas.

Por eso les digo que: nos vemos en París 2024 o quizás antes y ojalá para entonces, comparta con alguno que lea este mensaje, siempre y cuando esa persona aproveche como yo, las oportunidades que te da la vida.

GRACIAS, ARIGATO y MERCI a Dios, a la vida, a mis padres, a mi familia, a Marca Claro/Claro Sports, por respaldarme y confiar en mí en todo momento pero sobre todo a Vox Academy porque hoy puedo decir, que sin ellos, TODO ESTO no hubiera sido posible.